Biden revela plan de inmigración, culminando Cumbre de las Américas plagada de divisiones

LOS ÁNGELES (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y sus colegas del hemisferio occidental lanzaron el viernes un nuevo conjunto de medidas para abordar la crisis migratoria regional en un intento por salvar la dividida Cumbre de las Américas.

Los asistentes de Biden habían promocionado la declaración de inmigración como una piedra angular de la Cumbre de las Américas organizada por Estados Unidos, y 20 países se unieron para revelar el plan, aunque muchos otros rechazaron.

Como colofón al último día de la cumbre, la Casa Blanca promovió una serie de inmigrante Programas acordados por los países del hemisferio y España, que asistieron como observadores, y que prometieron un enfoque más colaborativo. Pero los analistas se mostraron escépticos de que las promesas fueran lo suficientemente significativas como para marcar una gran diferencia.

Regístrese ahora para obtener acceso gratuito e ilimitado a Reuters.com

Estos incluyen un compromiso de los Estados Unidos y Canadá para aceptar más trabajadores invitados, proporcionar vías para que las personas de países pobres trabajen en países más ricos, y otros países acuerdan más protecciones para los inmigrantes. México también aceptará más trabajadores de Centroamérica, según un comunicado de la Casa Blanca.

“Estamos cambiando nuestro enfoque para gestionar la inmigración en las Américas”, dijo Biden. “Cada uno de nosotros firma compromisos que reconocen los desafíos que todos compartimos”.

Las banderas de 20 países, muchos menos que los que asistieron a la cumbre, fueron decoradas en el escenario donde Biden dirigió el lanzamiento. Pero este número no se logró hasta días después de la presión estadounidense.

Fue otra señal de las tensiones que empañaron la cumbre, socavando los esfuerzos de Biden para reafirmar el liderazgo estadounidense y contrarrestar la creciente huella económica de China en la región.

READ  Residentes de Shanghái recurren a NFT para registrar bloqueos por COVID y luchar contra la censura

Este mensaje se vio ensombrecido por un boicot de varios líderes, incluido el presidente de México, en protesta por la exclusión de Washington de los opositores estadounidenses de izquierda Cuba, Venezuela y Nicaragua. La lista se ha reducido a 21 jefes de estado y de gobierno visitantes.

El gobierno, que enfrenta una afluencia récord de inmigrantes ilegales en su frontera sur, prometió cientos de millones de dólares para ayudar a los inmigrantes venezolanos, renovó los procedimientos de visa familiar para cubanos y haitianos y facilitó la contratación de trabajadores centroamericanos. Lee mas

El anuncio se produjo como parte de la presentación del acuerdo liderado por Estados Unidos denominado «Declaración de Los Ángeles» que tiene como objetivo distribuir la responsabilidad en toda la región para contener el problema de la inmigración.

El plan culmina en una cumbre destinada a restablecer la influencia estadounidense entre sus vecinos del sur después de años de relativa negligencia bajo el expresidente Donald Trump. Biden ha propuesto una asociación económica para ayudar a la región a recuperarse de la pandemia, aunque parece que se está trabajando.

Pero cuando se inauguró la cumbre el jueves, los líderes de Argentina y el pequeño Belice reprendieron a Biden por la lista de invitados, destacando el desafío que enfrenta la superpotencia mundial para recuperar su lugar entre sus vecinos más pobres.

El viernes se sumaron Chile, Bolivia, Bahamas, Santa Lucía, Barbados y Antigua y Barbuda, aunque Biden no estuvo presente.

“Nadie debe descartar otro país”, dijo desde el podio el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien reemplazó al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las sesiones de esta semana han presentado regularmente «The Liberty Bell» del compositor estadounidense John Philip Sousa, que se hizo famosa por el clásico programa de comedia británico Monty Python’s Flying Circus.

‘No hay nada aquí’

Los funcionarios estadounidenses se apresuraron hasta el último minuto para persuadir a los gobiernos escépticos de que apoyaran el plan.

En la declaración, los líderes se comprometieron a «fortalecer los esfuerzos nacionales, regionales y hemisféricos para crear condiciones propicias para una migración segura, ordenada, humana y regular».

De pie con otros líderes, Biden insistió en que «la inmigración ilegal es inaceptable» y esperaba que otros países se unieran al plan.

Eric Olson, director de políticas de Seattle Foundation International, calificó la declaración como un «marco útil», pero dijo que probablemente tendría efectos limitados a corto plazo porque no es vinculante.

Se han anunciado algunas de las iniciativas enumeradas anteriormente por la Casa Blanca. Los asistentes de Biden idearon el plan de inmigración en parte para ayudar a aliviar la escasez de mano de obra en los Estados Unidos.

Jorge Castañeda, el excanciller mexicano, dijo que las promesas de las Américas deberían permitirle a Washington decir que aseguró importantes compromisos «políticos adicionales» con Biden. Pero agregó: «En esencia, no hay nada aquí».

México, cuya frontera con Estados Unidos es el principal punto de inmigración, respaldó la declaración a pesar de que López Obrador no estuvo presente.

La ausencia de los mandatarios de Guatemala, Honduras y El Salvador -el triángulo norte de donde provienen muchos inmigrantes- planteó dudas sobre la efectividad de los compromisos. Los funcionarios estadounidenses insistieron en que la participación electoral no impidió que Washington lograra resultados.

READ  Macron pierde la mayoría absoluta en el parlamento en el 'choque democrático'

La declaración incluye compromisos de una variedad de países, incluidos México, Canadá, Costa Rica, Belice y Ecuador. Sin embargo, no se mencionaron las promesas de Brasil, el país más poblado de América Latina.

El anuncio no incluyó ninguna promesa de Estados Unidos de proporcionar visas de trabajo adicionales a los mexicanos. Un funcionario dijo que formaría parte de la visita de López Obrador a Biden el próximo mes.

La Casa Blanca dijo que España se había comprometido a «duplicar el número de cursos de acción» en Honduras. El TWP de Madrid puntúa 250 hondureños, lo que indica que solo se prevé un ligero aumento.

Frenar la inmigración irregular es la prioridad de Biden. Los republicanos, que buscan recuperar el control del Congreso en las elecciones de noviembre, han ridiculizado al presidente demócrata por revertir las políticas migratorias restrictivas del republicano Trump.

Pero la inmigración ha tenido que rivalizar con otros desafíos importantes de Biden, incluida la alta inflación, los tiroteos masivos y la guerra en Ucrania.

Regístrese ahora para obtener acceso gratuito e ilimitado a Reuters.com

Información adicional de Humira Pamuk, Dina Beth Solomon, Dave Graham, Matt Spitalnick, Trevor Honeycutt, Lisanda Paraguaso y Ted Hesson; Escrito por Matt Spitalnick; Editado por Jonathan Otis, Alistair Bell y Grant McCall

Nuestros criterios: Principios de confianza de Thomson Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.