Peter Navarro, exasesor comercial de Trump, ha sido acusado de desacato al Congreso

Marcador de posición cuando se cargan las acciones del artículo

El poder judicial anunció el viernes que el Congreso acusó a Peter Navarro, un exfuncionario de la Casa Blanca, de dos cargos de desacato criminal al Congreso luego de que se negó a cumplir con la investigación del Comité Sapona de la Cámara sobre el ataque del 6 de enero al Capitolio de los Estados Unidos. A la semana siguiente, la audiencia pública se transmitió por televisión.

Navarro, quien fue asesor comercial del presidente Donald Trump, también reveló que recibió una gran sapona del jurado como parte de una investigación judicial sobre el asunto. Un caso que presentó el martes contra la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), y el Comité bipartidista de la Cámara. Navarro, quien presentó el caso por su cuenta sin un abogado, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Según la acusación de siete páginas, Navarro, de 72 años, está acusado de negarse a comparecer en un caso de desacato y otro de negarse a presentar documentos al comité. Las acusaciones contra Navarro, el segundo exasesor de Trump que enfrenta cargos penales en relación con el rechazo del comité, reflejan las acusaciones hechas por el consejo y presentadas por los fiscales estadounidenses en noviembre. El exasesor de la Casa Blanca, Stephen K. PlátanoDespués también se negó a comparecer ante el comité oa presentar documentos.

La acusación fue retirada el jueves y el sello fue retirado el viernes, y está previsto que Navarro comparezca en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito de Columbia por primera vez esta tarde.

Solicitando registros y testimonios de un exasesor comercial que escribió y discutió públicamente un intento de diseñar una estrategia para retrasar o cambiar la certificación de las elecciones de 2020, el 1 de enero de 2020. 6 El Comité citó a Navarro el 9 de febrero.

Con las audiencias públicas del panel programadas para comenzar el 9 de junio, no se requiere que la acusación de Navarro dé conclusiones definitivas al informe final del panel antes de las elecciones parciales de noviembre. El desacato al Congreso conlleva una sanción penal y hasta un año de prisión, pero no obliga a una persona a hablar. Los analistas legales dijeron que el Congreso podría demandar a Navarro por desacato civil y tratar de forzar esa decisión, con la esperanza de que sea encarcelado hasta que coopere.

READ  Las acciones tecnológicas han tenido el peor año. La historia nos dice lo que sucederá después.

En su sapona, el comité de selección dijo que tenía motivos para creer que Navarro tenía información relacionada con su investigación. Navarro, quien ha sido asesor del presidente en varias políticas comerciales y productivas, es un ciudadano individual desde que dejó la Casa Blanca el 20 de enero de 2021.

El asesor de Trump, Peter Navarro, publicó un libro en el que publicó un plan para mantener a Trump en el cargo. (Vídeo: Mónica Rodman, Sarah Hashimi / The Washington Post)

Steve Bonan fue acusado después de que el comité del 6 de enero se negara a cumplir con Sapona

Los fiscales alegan que Navarro no contactó al grupo después de recibir a Sapona. El día después de la fecha límite del 23 de febrero para la entrega de documentos, Navarro envió un correo electrónico en respuesta al recordatorio del panel: «El presidente Trump tiene privilegios administrativos en este asunto… mis manos están atadas en consecuencia», dice la acusación. .

Cuando el comité dijo que muchos temas no planteaban preocupaciones sobre el privilegio administrativo, Navarro respondió el 28 de febrero que la oferta «no era mía para evitarla» y que el comité debería negociar directamente con Trump y sus abogados.

Tanto Navarro como Bannon fueron acusados ​​por un gran tribunal de arbitraje en Washington, una medida inusual del poder judicial para maximizar las consecuencias de una controversia que involucra al Congreso sobre la presentación de cargos penales.

El departamento aún no ha actuado sobre las recomendaciones del Congreso sobre las acusaciones contra el exdirector ejecutivo de Trump, Mark Meadows, y el jefe de comunicaciones, Daniel Scovino Jr.

Los legisladores del comité del 6 de enero expresaron en público y en privado su frustración por la demora en el proceso de toma de decisiones del fiscal general Merrick Garland, especialmente en relación con Meadows, quien votó a favor del desacato a la Cámara en diciembre del año pasado.

READ  Virginia "Ginny" Thomas, esposa del juez Clarence Thomas, intercambió discursos con Mark Meadows sobre los intentos de frustrar las elecciones de 2020.

Es probable que la decisión del viernes actualice la consideración de los misterios políticos y legales sobre las recomendaciones de desacato penal contra algunos de los socios cercanos del expresidente. Los legisladores e investigadores del comité han llegado a ver a Meadows como una figura central en el esfuerzo de Trump de varios meses para cambiar los resultados de las elecciones, y anteriormente expresaron su preocupación de que la demora de Carland podría obstaculizar su trabajo.

Sin embargo, a diferencia de Bonan y Navarro, quienes dejaron la Casa Blanca antes de las elecciones de 2020, Meadows y Scavino permanecieron con Trump durante los eventos del 6 de enero y fortalecieron sus privilegios ejecutivos hasta que renunció poco después de que el presidente Biden asumiera el cargo ese mismo mes. política judicial.

Los presidentes generalmente trataron de proteger a los asesores actuales y anteriores de testificar ante el Congreso, y el poder judicial se ha negado a iniciar casos penales contra funcionarios actuales y anteriores en la historia reciente luego de los hallazgos del Congreso.

En 2008, por ejemplo, el Departamento rechazó las acusaciones contra el director ejecutivo del presidente George W. Bush, Joshua Bolton, y la exasesora de la Casa Blanca, Harriet Myers, quienes se opusieron a los tontos por las controvertidas renuncias forzadas de los abogados estadounidenses durante el mandato de la pareja. En 2012, el departamento se negó a entablar una demanda por difamación contra el fiscal general Eric Holder por negarse a cambiar ciertos documentos relacionados con el escándalo Fast & Furious, una conducta indebida de disparos.

Banan, quien se declaró inocente, no fue juzgado hasta mediados de julio.

Ene. Dentro del Sexto Comité, se están investigando cuestiones clave

En una carta al original Navarro Sapona, el presidente del comité selecto, Rep. centavo g Thomson (D-Miss.) citó informes noticiosos de que había co-creado e implementado un plan con el exasesor comercial de Trump, Steve Bannon, y otros. Retrasar la certificación del Congreso y eventualmente cambiar el resultado de las elecciones presidenciales de 2020.

READ  Elecciones principales de Texas de 2022: Anuncios en vivo

La carta citaba el último libro de Navarro, en el que describía lo que llamó «The Green Bay Sweep», que describió como «la última gran oportunidad para arrebatar una elección robada de las fauces del fraude demócrata».

El informe de Navarro se publicó en línea y decía repetidamente que «muchas denuncias de fraude electoral han sido desacreditadas».

Navarro dijo en su caso contra Pelosi y el grupo que se le ordenó testificar ante un gran tribunal arbitral el 2 de junio.[a]Ll documentos relacionados con Sapona con fecha 9 de febrero de 2022, entre ellos «recibió de la junta», pero no solo eso [former president] Trump y/o su asesor o representante”.

“Como se muestra en este resumen, el privilegio administrativo que ejerce el presidente Trump no es mío ni lo deja Joe Biden”, reiteró Navarro en el caso. «Por el contrario, al igual que el comité, el abogado estadounidense tiene obligaciones constitucionales y procesales para negociar antes de que yo comparezca. [the grand jury] No conmigo, sino con el presidente Trump y sus abogados, estoy obligado por el privilegio de que este Gran Jurado Sapona no cumplió con estas negociaciones y la orientación del presidente Trump.

En un anuncio de la corte el jueves, el juez federal de distrito, Randolph D. Moss, de acuerdo con las reglas de la corte, fue designado por el juez federal de distrito principal de DC, Perry A. El Gran Jurado bajo el sello de Howell ordenó a Navarro que presentara cualquier desafío a Sapona. Moss le dijo a Navarro que aclarara la base de cualquier otro reclamo, como la legitimidad del Comité Selecto de la Cámara o el poder de renunciar al privilegio ejecutivo ejercido por el predecesor de Piton.

Felicia Sonmez contribuyó a este despacho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.