Dólar toca máximo de 2 meses, corona noruega sube

Los billetes en dólares estadounidenses y euros se ven en esta ilustración tomada el 17 de julio de 2022. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración Obtener derechos de licencia

LONDRES/SINGAPUR, 17 ago (Reuters) – El dólar tocó un máximo de dos meses el jueves, minutos después que la Reserva Federal.

La corona noruega subió desde mínimos de seis semanas frente al dólar y el euro el jueves después de que Norges Bank elevó las tasas de interés como se esperaba y dijo que es probable que vuelva a subir en septiembre.

El índice del dólar estadounidense cayó un 0,05% a 103,41, alcanzando un máximo de dos meses de 103,59.

El billete verde recibió el apoyo de la última elasticidad de los datos económicos de EE. UU., lo que reforzó la opinión de que las tasas de interés se mantendrán altas durante algún tiempo.

Los datos del miércoles mostraron que la construcción unifamiliar de EE. UU. aumentó en julio y los permisos para futuras construcciones aumentaron, mientras que un informe separado mostró que la producción en las fábricas de EE. UU. se recuperó inesperadamente el mes pasado.

«Bajo el peso de las tasas de interés más altas, Estados Unidos parece más resistente», dijo Carol Kong, estratega de divisas del Commonwealth Bank of Australia (CBA).

Mientras tanto, la inflación -que se mantiene obstinadamente por encima del objetivo del 2%- animará al banco central a «mantener la política monetaria en un nivel controlado».

Las actas de la reunión de política monetaria del banco central en julio mostraron que los funcionarios estaban divididos sobre la necesidad de más aumentos de tasas el mes pasado, citando riesgos para la economía si las tasas se empujaban demasiado.

READ  Caso Andrew Cuomo: El exgobernador de Nueva York acusado retira su caso

Frente al dólar, la corona noruega subió un 0,4% a 10,5750, por debajo de los 10,66 de la sesión anterior. Subía un 0,3% a 11,5000 frente al euro, tras tocar su nivel más bajo desde el 10 de julio.

Por otra parte, el yen subió un 0,1% a 146,14 después de debilitarse a 146,565 por dólar, su nivel más bajo desde noviembre, que se vio bajo una presión renovada como resultado de los diferenciales de tasas de interés entre EE. UU. y el entorno de tasas ultrabajas de Japón.

Desde entonces, la moneda japonesa alcanzó el nivel clave de 145 por dólar por primera vez en casi nueve meses el viernes pasado, ingresando a la zona que provocó la intervención de las autoridades japonesas en septiembre y octubre del año pasado.

dólar australiano

El dólar australiano cayó a un mínimo de nueve meses, junto con sus contrapartes de Nueva Zelanda, ya que el empleo de Australia cayó inesperadamente en julio, mientras que la tasa de desempleo se mantuvo alta.

El dólar australiano bajó un 0,36% a $0,6401, cayendo más de un 0,9% a $0,6365 tras la publicación de los datos de empleo.

La lectura más lenta alimentó la especulación de que el Banco de la Reserva de Australia (RBA) podría aumentar las tasas de interés.

«Las grietas finalmente están apareciendo en los datos de empleo y aclararán cualquier duda de que el RBA está subiendo», dijo Matt Simpson, analista senior de mercado de CitiIndex.

«En este momento están en 4,1% en lo que a mí respecta, con datos débiles continuos de China y una relajación (del Banco Popular de China) que se suma a la tasa máxima».

READ  Se han confirmado 2 casos más - NECN

El kiwi tocó su nivel más bajo desde noviembre y bajó un 0,2% a 0,5928 dólares.

Como resultado de la sombría perspectiva de la economía de China, las dos monedas antípodas utilizadas como contrapartes líquidas del yuan se han visto afectadas en las últimas sesiones.

El yuan en tierra alcanzó un mínimo de nueve meses de 7,3490 por dólar, mientras que su contraparte en tierra se debilitó a un mínimo de nueve meses de 7,3113 por dólar.

El euro estaba en 1,0875 dólares después de caer a un mínimo de seis semanas de 1,0862 dólares. La libra esterlina cotizaba a 85,40 peniques frente al euro tras el aumento de un mes del miércoles en los datos de inflación británicos.

A pesar de una fuerte caída en la tasa de inflación subyacente de Gran Bretaña, las medidas clave de crecimiento de precios monitoreadas por el Banco de Inglaterra (BoE) no lograron relajarse en julio, y el BoE apostó por mantener las tasas altas por más tiempo.

Información de Joyce Alves en Londres y Ray Wei en Singapur; Editado por Angus MacSwan

Nuestros estándares: Principios de confianza de Thomson Reuters.

Obtener derechos de licenciaAbre una nueva pestaña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *