Llamativas donaciones climáticas ponen a China en el centro de atención en las conversaciones sobre el clima de la COP – POLITICO

Pulsa play para escuchar este artículo

Expresado por inteligencia artificial.

DUBAI, Emiratos Árabes Unidos – La cumbre climática de las Naciones Unidas comenzó el jueves con una muestra de países ricos prometiendo grandes cantidades de dinero para ayudar a los países más pobres a enfrentar los estragos de un mundo en calentamiento, una sorpresa que aumenta la presión sobre países como China para que abran sus puertas. Sus chequeras.

El ataque fue encabezado por los Emiratos Árabes Unidos, el país anfitrión de la cumbre, cuya promesa de 100 millones de dólares (92 millones de euros) parecía destinada a calmar meses de críticas sobre si podría servir como un intermediario honesto en las conversaciones para poner fin a la acreditación. El mundo depende de los combustibles fósiles. . Su anchura es idéntica a la de Alemania.

Esta táctica ciertamente llamó la atención y desató una cascada de contribuciones, lo que resultó en un espectacular día de apertura en la 28ª COP anual. La Unión Europea dijo que aportaría al menos 225 millones de euros al fondo (incluida la promesa de Alemania). El Reino Unido aportó 40 millones de libras esterlinas, o aproximadamente 46 millones de euros.

El segundo lugar lo ocupa con diferencia: Estados Unidos, con 17,5 millones de dólares, o aproximadamente 16 millones de euros.

De repente, los Emiratos Árabes Unidos estaban siendo elogiados. El enviado climático de la Unión Europea, Wopke Hoekstra, agradeció al país por «abrir el camino para nuevos donantes».

Y añadió: «Gracias a los esfuerzos de la Unión Europea, el fondo está abierto a contribuciones de todas las partes que tengan capacidad de pago».

Su comentario fue una clara indicación del hecho de que el compromiso trascendió la división de décadas en las conversaciones sobre el clima entre países “desarrollados” y “en desarrollo”, especialmente en cuestiones financieras. Muchos activistas y países vulnerables al cambio climático han argumentado durante mucho tiempo que los países ricos e industrializados responsables de la mayor parte de las emisiones que causan el calentamiento global deberían tomar la iniciativa en la financiación de la acción climática. Incluso el Acuerdo de París se hace eco de este punto.

READ  El Parlamento polaco elige a Donald Tusk primer ministro - DW - 12/11/2023

Pero ahora la atención se centrará en países como China, la segunda economía más grande del mundo, y Arabia Saudita y Qatar, dos países pequeños pero ricos. Los tres países todavía son considerados “países en desarrollo” según el marco climático de la ONU a pesar de haber acumulado una riqueza significativa en las últimas generaciones.

«Estamos construyendo puentes entre los países donantes tradicionales y los nuevos donantes no tradicionales», dijo en un comunicado la ministra de Desarrollo alemana, Svenja Scholz, quien anunció la contribución de 100 millones de dólares de Berlín a través de un enlace de video en la sesión plenaria.

«En última instancia, muchos países que todavía estaban en desarrollo hace treinta años pueden asumir su parte de responsabilidad por las pérdidas y daños globales relacionados con el clima», añadió, sin nombrar a ningún país en particular.

Una batalla antigua

La mayoría de los países en desarrollo quieren mantener su clasificación actual, lo que nos lleva hacia atrás Título de evaluación temprana utilizado para la identificación ¿Qué son los países ricos y pobres?

Pero los países desarrollados como Estados Unidos y Europa están haciendo campaña para pedir a las economías emergentes altamente contaminantes que contribuyan con financiamiento, una campaña destinada a ampliar la base de donantes a medida que crecen las necesidades financieras.

Ante la falta de ayuda bilateral directa, Estados Unidos está trabajando para atraer más dinero del sector privado Feng Li/Getty Images

Las obligaciones de los países irán a parar a lo que se conoce como Fondo «Pérdidas y Daños» en lenguaje de la ONU. Estos fondos están destinados a ayudar a compensar la devastación causada por el clima extremo y otras consecuencias del calentamiento global.

Los delegados de casi 200 países firmaron la iniciativa pocas horas después de la cumbre, una señal positiva dado que el tema había estado empantanado en conversaciones difíciles en las semanas previas a la COP.

La promesa estadounidense, aunque pequeña, fue aún notable dado que Washington históricamente se ha mostrado reacio a proporcionar cantidades específicas en dólares para el nuevo fondo. En las últimas semanas, funcionarios de la administración Biden han manifestado su apoyo al fondo, pero dijeron que quieren verlo finalizado antes de considerar donaciones.

READ  El terremoto de Nepal se ha cobrado la vida de al menos 128 personas y el número de víctimas puede aumentar, dijeron las autoridades.

Sin embargo, es posible que incluso 17,5 millones de dólares nunca lleguen a concretarse, ya que la Casa Blanca puede necesitar la aprobación de la Cámara de Representantes controlada por los republicanos, que ha sido hostil a tales esfuerzos y ya ha bloqueado otras decisiones de ayuda internacional.

Sin embargo, el enviado climático de Estados Unidos, John Kerry, se mostró optimista el jueves.

«También esperamos que el fondo esté operativo rápidamente», añadió. «Esperamos que esto ayude a abordar las brechas prioritarias en el panorama actual de apoyo, y esperamos que provenga de una amplia gama de fuentes».

En ausencia de ayuda bilateral directa, Estados Unidos está trabajando para atraer más dinero del sector privado y ha apoyado la idea de financiarlo a partir de fuentes más creativas, que podrían incluir cosas como tarifas de viajes aéreos.

Japón quedó detrás de Estados Unidos, que dijo que proporcionaría 10 millones de dólares.

«Aunque la señal general de las promesas de hoy es positiva, es decepcionante que Estados Unidos y Japón hayan cumplido tan poco», dijo Ani Dasgupta, presidente del Instituto de Recursos Mundiales. Dado el tamaño de sus economías, simplemente no hay razón para que sus contribuciones sean mucho mayores que las de otros.

Dasgupta describió el compromiso de los Emiratos Árabes Unidos como «particularmente notable» porque amplía el grupo de países que proporcionan financiamiento climático.

Haciendo historia

La avalancha de anuncios se produjo después de que los delegados aprobaran el marco para un nuevo Fondo para Desastres Climáticos, una decisión histórica que provocó un cálido aplauso en la cumbre.

«Hoy hemos hecho historia», dijo a los delegados Sultan Al Jaber, presidente de la COP 28, que también preside la compañía petrolera estatal de los EAU, y agregó que esto representaba «la primera vez que se adopta una resolución el primer día en cualquier Policía.” «.

READ  Estados Unidos y sus aliados están luchando para hacer planes para obtener suministros vitales de granos de Ucrania.
Sultan Al Jaber dirige la petrolera estatal en los Emiratos Árabes Unidos | Mark Felix/AFP vía Getty Images

Los anuncios del jueves fueron ampliamente bien recibidos por las delegaciones y organizaciones de la sociedad civil, y el funcionario climático de la ONU Simon Steele dijo que el acontecimiento dio a la conferencia un «comienzo sostenible».

Pero algunos han advertido sobre una amplia brecha entre las promesas iniciales y las necesidades financieras de los países.

«Está claro que las promesas de financiación iniciales son insuficientes y serán una gota en el océano en comparación con la magnitud de las necesidades que deben satisfacerse», afirmó Mohamed Addo, director de la organización sin fines de lucro Power Shift Africa.

Y añadió: «En particular, la cantidad anunciada por Estados Unidos es embarazosa para el presidente Biden y John Kerry». «Simplemente muestra que esto tiene que ser sólo el comienzo».

En cuanto a China, “no creo que se comprometan con eso”, dijo Li Xu, director del Centro Climático de China en el Instituto de Política de la Sociedad Asiática. «Pero esto pone de relieve la urgente necesidad de que China considere la evolución de sus responsabilidades en lo que respecta a la financiación».

Sin embargo, 200 millones de dólares de Alemania y los Emiratos Árabes Unidos cubrirán el costo de establecer el fondo bajo la supervisión del Banco Mundial, lo que permitirá que promesas adicionales fluyan hacia el fondo mismo.

«Este día es doblemente auspicioso debido al inicio inmediato del proceso de capitalización», dijo Paolele Lotero, una diplomática de Samoa que encabeza la coalición de estados insulares que durante mucho tiempo ha presionado para que se establezca el fondo.

Y añadió: «Este es un comienzo alentador, pero tenemos mucho trabajo por delante».

Diya Wise informó desde Dubai. Sarah Schoenhardt informó desde Washington, D.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *